Parto con Flores de Bach: una ayuda imprescindible

Durante el parto se pueden utilizar Flores de Bach. Son remedios naturales y nos permiten equilibrar nuestras emociones.

La respuesta es obvia: Si, se pueden utilizar las Flores de bach durante el parto. Y hoy os voy a hablar desde mi experiencia. Lo sé cada una queremos contar nuestros partos en detalle. ¿ Porqué? Porque al nivel emocional pocos acontecimientos nos han marcado tanto como dar a luz, dar a la vida…

Tengo 4 niños y tuve 4 partos totalmente distintos…

En el primero era joven y todo me parecía un mundo.  Tenía miedos, no sabía si sería capaz,  mi compañero y la comadrona estuvieron ahí para darme ánimos, tranquilizarme, y el parto fue muy bonito…

El segundo iba más segura de mi misma y durante bastante tiempo quise estar sola con mi bebé a punto de salir para disfrutar de esta intimidad.

En mi tercer parto, hasta me sobraba gente alrededor… y 10 años después llegó mi pequeña. Las condiciones eran distintas, los partos en hospitales habían cambiado, tenía más edad y sentía que en este parto algo se podría complicar así que decidí irme a un hospital. Violeta llegó con 3 vueltas de cordón alrededor del cuello y ¡la comadrona se disculpó porque tuvo que cortar el cordón ella misma y no respetar nuestros deseos! Tuvimos mucha suerte ya que nos atendieron fenomenal a mi hija y a mi. Un parto muy respetuoso… y al día siguiente volvimos a casa ( me habría quedado un poco más la verdad…¡!)

¿Porqué contaros esto? Porque en un parto las emociones se disparan y tuve la inmensa suerte de estar en contacto con las flores de Bach.

Porque en cada parto, aunque era yo la misma persona, las emociones que me invadían eran distintas. Para mi  hija mayor predominaba el miedo ( Mimulo-Mimulus), pero no llegué al pánico como les puede ocurrir a otras mujeres ( Heliantemo – Rock Rose). Al tomar las flores de bach mi estado emocional se reequilibró y pude superar esos momentos de miedo y recobrar mi seguridad en mi misma ( con ayuda del Alerce- Larch). Recuerdo todavía a José sosteniéndome y dandome gotas de Flores de Bach.

Mi segundo parto fue distinto.

Ya no tenía miedo, confiaba en la gente que me rodeaba y el parto no tenía tanta importancia como en el primero… me explico: cuando tienes tu bebé en los brazos te das cuenta que todo lo que acabas de vivir no es nada en comparación con lo que te espera. ¿ Qué voy a hacer yo ahora con este bebé? No me lo han explicado… Parecía que todo acababa en el parto…

Este parto en concreto fue precioso, muy natural, y no necesité flores pero el postparto fue más duro.

los entuertos ( contracciones postparto) fueron duros y difíciles de llevar…  ( las contracciones durante el parto tenían un fin, pero…¿porqué tener que aguantar esto?) Creo que necesitaba todavía entender mi necesidad de mimarme, de cuidarme. Entendía los dolores del parto ( al fin tenían una compensación: un bebé) pero estos dolores cuya finalidad era ayudar mi cuerpo a restablecerse me parecieron muy duros. No creo que lo eran pero mi reacción emocional a ellos les convirtieron en muy duros hasta que entendí que la que era dura consigo misma era yo. El Agua de Roca – Rock Water me ayudó a ser más comprensiva conmigo misma.

La llegada de mi hijo fue la más equilibrada al nivel emocional: ya tenía a mis dos pequeñas corriendo por la casa, ya sabía lo que me esperaba y lo aceptaba con alegría. Sin embargo tuve que cambiar de comadrona en el último mes y esto me dio mucha inseguridad ( hasta  tuve una falsa alerta de parto una semana antes… me permitió probar la profesionalidad de mi comadrón …y me tranquilicé). Tomé Flores de Bach en esa ocasión ( Genciana para no desanimarme por contratiempos) y tengo un recuerdo imborrable de mis dos hijas mayores entrando en la habitación, descubrir a su hermano pequeño e ir corriendo a regalarle su osito favorito.

¿ Se puede ayudar al bebé con Flores de Bach en el parto?

Por supuesto porque cada vez que yo tomaba las Flores de Bach, al sentirme más tranquila ayudaba a mi bebé a relajarse, a sentir confianza. Mis bebés tomaron flores de bach durante todo su embarazo ya que las tomaban a través de mi.

Después de haber nacido siempre les hemos dado Flores de Bach en momentos especiales ( miedos, caprichos, enfados, ….) y han sido una ayuda muy valiosa y una experiencia profunda de conocimiento interno.

¿Tuve suerte con mis partos? Seguramente sí, tengo  una buena constitución ( a pesar de que una mujer me dijo que no podría nunca dar a luz….¡cuidado con las personas nocivas que se permiten juzgarnos! Sus comentarios nos pueden debilitar. Esto es otro tema de artículo…)  y bebés muy sanotes.

Todo esto para deciros que existen ayudas naturales muy buenas para enriquecer y fortalecer nuestro mundo emocional. Nuestras emociones nos enferman. Reequilibrarlas nos permite reencontrar el camino de la salud.

un abrazo

Laure Ferrié. (Terapeuta Esencial y Co-directora de www.esenciasdebach.com con José Salmerón)

Por cierto desde la Madriguera, red de crianza excepcional se está desarrollando un proyecto fantástico con hospitales para mejorar las calidades de servicio ofrecidos a las embarazadas, parturientas y bebés.

 

 

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *