Como vivir un embarazo sin miedos

¿Cómo vivir un embarazo sin miedos o por lo menos que estos miedos no nos bloqueen?

En el embarazo es normal que surjan miedos. Podemos hablar de dos tipos de miedos: miedos irracionales y miedos racionales. La verdad es que el límite entre uno y otro es muy ligero. A ver si os lo aclaro.

¿Cómo diferenciar un miedo irracional de un miedo racional?

Parece complicado porque cuando una se queda embarazada todo es nuevo y lo nuevo puede asustar. Un miedo racional en el primer trimestre ( antes de la ecografía) puede ser el de tener un niño con alguna discapacidad.  Este miedo se vuelve irracional si todas las pruebas médicas nos dicen lo contrario o si sencillamente lo que tememos es exagerado y realmente improbable ( por ejemplo a que nazca con cola de pez o que con cinco brazos. Siento exagerar pero a veces un buen ejemplo vale más que mil palabras.).

Otros tipos de miedos que puedan aparecer a lo largo del embarazo y que podríamos considerar como irracionales serían por ejemplo: un miedo a que ocurra una catástrofe el día del parto que nos impida llegar al hospital tal como una avalancha o inundacíon ( si no vivimos en lugares de riesgo), que el día del parto el hospital esté cerrado o que todo el personal esté de huelga…. miedos improbables y debidos a nuestra imaginación ( en la medida que no estemos en época de huelga sanitaria por supuesto).

En casos así, existe una flor de Bach que nos puede ser de mucha ayuda. Se trata de la flor de Bach Alamo Temblón- Aspen. Al tomarla vamos a sentir un gran alivio y relajar nuestra mente aprendiendo a diferenciar lo que es real de lo que no lo es y ser capaces de superar nuestros miedos.

 

Un embarazo conlleva muchos cambios emocionales y físicos. Así que en muchos casos hace falta una ayuda externa. Saber pedir ayuda es cosas de sabio.

Las Flores de Bach nos ayudan a equilibrar nuestras emociones de una manera muy sana y natural. No es un medicamento. Es un apoyo natural a la hora de sentirse mejor.

 

¿ Y si mis miedos son racionales, se me puede ayudar también con Flores de bach?

Por supuesto. Se puede hacer una lista de los miedos racionales que nos puedan surgir durante el embarazo: 

Podemos tener miedo a 

–  no estar preparada

–  ser demasiado joven o demasiada vieja

–  no tener una profesión en condición para darle lo mejor a nuestros hijos

–  a que le pase algo a nuestro bebé o a nuestra pareja o a nosotras mismas

– no ser una buena madre

– a perder el bebé

– al parto

– engordar demasiado

– tener relaciones sexuales

– perder la pareja

-tener un bebé sola

….

Podría dejar una lista y seguramente me la rellenaríais con un montón de miedos diferentes. 

Muchos de estos miedos se deben a una falta de información. En la época actual con tantas redes sociales y tanta información estamos paradojicamente más desinformadas que antes. Porque ya no sabemos detectar lo que es información de desinformación.

Tener un bebé, estar embarazada por primera vez es una aventura y por supuesto no sabemos lo que nos espera. Pero no tiene que ser malo

Queremos tenerlo todo bajo control y eso es imposible o muy difícil. 

No habrá nunca una situación ideal aunque nos lo hayamos creído. Es importante quitarse presión. 

Nos vamos a equivocar, es evidente pero eso no significa que vayamos a ser malas madres. 

Es importante tener una buena referencia a lo largo del embarazo para quitarse dudas, miedos… Un buen libro de cabecera respeto al embarazo puede ser muy positivo y quitar muchas dudas; hablar con profesionales es otra manera de tranquilizarse, tener una persona de confianza al lado es un lujo.

Tratarse con Flores de Bach, una vez más, nos puede ayudar. Por ejemplo tenemos el Mímulo – mimulus que es fantástico para todos estos miedos cotidianos. Si estos miedos nos paralizan y nos bloquean el heliantemo- rock rose nos puede sacar de esta situación de bloqueo.

¿Se pueden tratar estos miedos en una consulta con Flores de Bach?

Por supuesto. En una consulta voy a poder entender las emociones que tienes revueltas y darte pautas para ayudarte a tener un embarazo lo más armonioso posible. ¿Habrá momentos difíciles en tu embarazo? Con mucha probabilidad te diré que sí. Pero eso es la vida: hay momentos más tranquilos y épocas más revueltas, lo importante es cómo nos afectan emocionalmente. Si estoy fuerte al nivel de mis emociones voy a vivir esos altibajos sin desequilibrarme, sin perder mi centro. De eso se trata. Saber mantener el timón en cualquier circunstancia. Y vivir. Y disfrutar.

 

 

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario