Adaptación a la Guardería con Flores de Bach

 

Adaptación a la guardería con Flores de Bach

 

La adaptación a la guardería con Flores de Bach es una ayuda efectiva y natural tanto para nuestro pequeño como para sus madres.  

Las emociones se pueden ver desajustadas en cuanto empiece la guardería. Y antes. Por eso es buen momento para trabajar con Flores de Bach para ayudar a esta adaptación.

El cambio puede ser muy profundo si además es la primera vez que nuestro niño se separa tanto tiempo de su madre. Y si además está todavía con el pecho, aunque sea de manera puntual, se complica todo.

Por eso, os recomiendo unas Flores de Bach para la adaptación a la guardería tanto para los niños como para las madres:

Mimulo – Mimulus para los miedos

Se tratan de miedos conocidos: miedo del niño en ir a un sitio diferente, a dejar a su madre… Es una ayuda perfecta en esos momentos sobre todo para niños tímidos.

Walnut – Nogal para el cambio

La Flor de Bach Walnut es necesaria tanto para nuestro pequeño como para nosotras. Efectivamente ayuda a adaptarse a situaciones nuevas así que permite un cambio tranquilo.

Honeysuckle -Madreselva para la añoranza

Útil para evitar la añoranza y ayudar a nuestro hijo a adaptarse y vivir el presente, disfrutando de los nuevos estímulos que se le ofrecen. Necesario para madres que viven en el pasado y a quienes les cuesta ver a sus hijos crecer tan rápido y les provoca nostalgia.

Red Chesnut- Castaño Rojo para la preocupación

La flor de Bach Red Chesnut es necesario cuando una se preocupa con exceso por su pequeño. La preocupación es normal, es una manera de evitar problemas pero si permite una acción. Por ejemplo preocuparse por la guardería significa buscar la guardería que mejor se adapta a las necesidades familiares, conocer a la cuidadora… pero si la preocupación nos lleva a dar vueltas a la cabeza pensando en todo lo que le puede pasar a nuestro peque mientras no estamos con él no es bueno y es momento de tomar unas flores.

Pine – Pino para la culpa

Aunque sepamos que es lo mejor en ese momento llevarlo a la guardería ( porque no tenemos otro remedio por tema de trabajo, o porque necesitamos un apoyo externo durante unas horas, o porque sí…) el sentimiento de culpa a veces nos puede hacer daño. En eses caso la Flor de Bach Pine nos podrá aliviar.

 

Por supuesto no todos los niños tienen reacciones iguales. Para unos esta nueva etapa está llena de desafíos y la viven intensamente con muchas ganas. Por eso, si nosotras estamos dispuestas a que disfruten de esta nueva etapa es muy probable que se viva sin problemas y con ilusión. Por eso las Flores de Bach pueden ser una ayuda inestimable.

 

Adaptación a la guardería con Flores de Bach : consulta

Este artículo es informativo. Existen muchas más flores de Bach y a veces nos puede ser costoso ver qué flores de Bach necesitamos. Por eso puede ser interesante pedir una consulta con un terapeuta.

Elije un terapeuta que te transmita confianza, indaga, y si esta persona te parece la idónea, llamala. Si soy yo, genial. Y si no, también ya que lo importante es que tu situación mejore.

Un abrazo

Laure Ferrié

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario