09 Abr

Ayudar a la Tercera Edad con Flores de bach

¿ Tercera Edad y flores de bach: una ayuda natural eficaz para nuestros mayores?

La respuesta es un SI rotundo: ayudarlos de manera sencilla, natural y tanto al nivel físico como mental y espiritual: la tercera edad y las flores de bach son una combinación ganadora.

La población española está envejeciendo, lo  sabemos todos y sin embargo poco se hace para que esa época de la vida llamada Tercera Edad o Cuarta Edad sea placentera. Parece que lo normal es estar enfermo, no poder hacer nada, sufrir en silencio… Y eso si uno tiene la suerte de poder vivir de manera independiente, en su casa.

En mi pueblo, una anciana falleció hace unos meses, ya iba a cumplir 100 años y era muy querida por todos. Vivía en su casa, en la plaza, y cuando te dabas un paseo la podías ver tomar el sol desde su terraza. Su vida era tranquila, su comida sana y se la veía alegre. Sus hijos vivían al lado, conocía a todo el mundo en el pueblo. Se la veía irse a hacer la compra con su viejo monedero y sus zapatillas de andar por casa.  Es verdad, tenía fallos al nivel de la memoria pero nada grave, hasta se reía de ello. Falleció como vivió, tranquilamente, sin ruido

Tercera Edad y flores de Bach:  es necesario esta combinación ya que son pocas las personas de la Tercera Edad que pueden disfrutar de una vejez tranquila.

Además de los problemas físicos que muchos padecen, se añaden los problemas financieros ( jubilación de risa, tener que ayudar a la familia, a los nietos…)  Y soportar el muro de incomunicación que nos rodea.

La combinación Tercera Edad y Flores de bach les dará una ayuda muy valiosa. Porque las Flores de bach tratan desequilibrios emocionales pero también ayudan al nivel espiritual.

Tercera Edad y Flores de bach: las capacidades físicas disminuyen pero los intereses espirituales aumentan.

Abrirse a otras dimensiones, hablar abiertamente de la muerte ( que en realidad es nacer a otra vida) son temas que tienen poca repercusión social aunque sean los más importantes. Muchos de nuestros mayores acaban su vida en una residencia ( a veces no hay otra solución), anestesiados. No pueden despedirse de su vida y de sus familiares tal y como habrían querido.

Podemos ayudar a nuestros mayores con remedios naturales sin efectos nocivos para su salud. Les permitirá sentirse mejor tanto mentalmente como físicamente y espiritualmente.

Tercera Edad y flores de bach: un ejemplo concreto:

Juan tiene ya 76 años. Ha  tenido una vida difícil, una infancia con muchas privaciones. Sin embargo ha conseguido crear una familia con su mujer que se murió hace ya unos años. Ve a sus nietos y disfruta de ellos pero sin embargo muchas veces la nostalgia le vuelve triste. Echa de menos a su mujer, sus amigos ya no pueden quedar como antes ( uno está en una residencia,… vaya depresión cuando va a verle…). Otro vive con la hija que no es de lo que se dice muy amable. Pues en resumen se siente solo y deprimido. Está esperando una muerte que no llega y no tiene ninguna ilusión para su futuro.

Las Flores de Bach le pueden ayudar a reencontrar alegría en su vida. Por ejemplo la Madreselva ( Honeysuckle ) es una flor que permite dejar de pensar en el pasado y abrirse al presente. La Estrella de Belén ( Star of Bethlehem) le puede ayudar a curar heridas antiguas que todavía le impiden estar a gusto consigo mismo, el Sauce ( Willow) le permitirá aceptar los reveses de la vida sin resentimiento.

Al estar emocionalmente mejor podrá disfrutar más de los demás, de sus nietos. Quizás por fin se apuntará a las actividades de su ciudad para la tercera Edad. Se dará cuenta que se puede tener amistades muy bonitas en esa época de la vida y compartir su visión de la vida… y también de la muerte.

Las Flores de Bach no son un milagro, por supuesto pero permiten encontrar una luz cuando todo parece oscuro alrededor.  Y esto es una ayuda enorme.

Pensad en vuestros mayores y sobre todo no olvidéis abrazarlos, nunca se sabe cuando se podrá volver a hacerlo.

Laure Ferrié Terapeuta Esencial con Flores de bach para toda la Familia.

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email