procrastinar y flores de bach

Procrastinar y Flores de Bach

Se habla mucho del arte de  procrastinar o sea retrasar las decisiones. El miedo, las dudas, la falta de confianza nos pueden impedir avanzar. Si queremos salir de este callejón las Flores de Bach pueden ser de mucha ayuda.

Os doy ejemplos de cómo procrastinar:  retrasar el momento de escribir un curriculum vitae par buscar un trabajo, de  hacer una llamada de teléfono,  de escribir un artículo,  de hablar con el profesor de nuestro hijo,… todas estas actividades cotidianas a veces se retrasan porque no conseguimos enfrentarnos a nuestros miedos. Damos vueltas, encontramos otras cosas por hacer, evitamos, nos enfermamos, o tenemos un accidente, cualquier excusa es buena para no enfrentarnos a nuestros retos, a nuestra realidad.

¿Porque esta facilidad en procrastinar? Porque nuestro mundo emocional está desequilibrado. El miedo nos bloquea. Las dudas nos bloquean. La falta de confianza nos bloquea.

Si no conseguimos hacer lo que nos hemos planteado es que nos estamos boicoteando a nosotros mismos, y tenemos que enfrentarnos a nuestra realidad: es el momento de entender porqué somos capaces de procrastinar actividades que nos vendrían bien.

A veces vamos a procrastinar porque dudamos de nosotros mismos y nos comparamos: si retraso el momento de buscar un trabajo entonces no me voy a enfrentar a un posible rechazo, a un no. Aquí lo que me bloquea es mi miedo a ser rechazado.

Si retraso el momento de hacer una llamada a unos clientes  importantes para cerrar un negocio el procrastinar me está impidiendo tener éxito  quizás sea porque siento que tengo que  justificar delante de mis amigos mis logros y no me siento “meritorio” de ello. La culpa me bloquea.

Procrastinar una cita es una manera  de no permitirse conocer a alguien, de quedarse en el pasado y no querer cambiar su presente. Preferimos quedarnos con nuestro dolor a vivir la vida que se nos está ofreciendo. Estamos demasiado atados al pasado para permitirnos disfrutar del presente.

Es interesante, en nuestra sociedad, no paramos de movernos, de ir de un lado para otro, de hablar, hablar,… de tal manera de que no nos queda tiempo para lo esencial: el amor, la paz, el disfrute del momento presente.

Esto es el arte de procrastinar: evitar ir a lo esencial.

Una ayuda con Flores de Bach puede ser muy efectiva. Las flores de  bach nos ayudan a equilibrar estas emociones revueltas que no nos permiten estar a gusto con nosotros mismos. Enfrentarnos a nuestra realidad es permitirnos querernos más y ser auténticos.

Por si no las conocéis, las Flores de Bach son remedios naturales que equilibran emociones tales como el miedo, las dudas, el enfado, la falta de auto-estima, la angustia y muchas más.

Si necesitáis tomarlas os aconsejo acudir a un terapeuta pero evitéis las fórmulas ya hechas que se venden ya que cada persona es un mundo en sí y las Flores de Bach tratan a las personas, no a las enfermedades. Por lo menos así lo vemos en www.esenciasdebach.com.

Un saludo esencial

Laure Ferrié

os dejo un enlace a un vídeo nuestro para que nos conozcáis.

 

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *