Seguir sus emociones e vivir en paz

Estar en consonancia con sus propias emociones es fundamental para ser feliz.

Reconocer nuestro enfado, nuestros miedos, nuestra impaciencia y aceptarlos nos permite vivir una vida sana. 

Vivir nuestro cansancio, aceptarlo.  Permitirnos delegar nos hará más fuerte, entender que podemos quitarnos de encima pesos que no nos corresponde hace parte del camino.

Aceptar el amor tanto como el desamor, las partidas, los adioses…. cada día es nuevo, cada día es un acogida y una despedida al mismo tiempo.

Sentir el enfado, los celos y las envidias: verlos pasar como pasan las nubes, sin detenerlos, solamente observarlos.

Cuando aceptamos nuestras emociones, éstas evolucionan, no se enquistan y podemos volver a la paz interna o encontrarla por fin.

Porque ser feliz no depende de los demás, depende de nosotros, de ser capaces de estar en paz con nosotros mismos.

 

 

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Abrir chat