Flores de bach y agua: El único mensaje. El mensaje único.

Agua. Forma el caracter. Crea personalidad. Cuando vives el campo…y vives en el campo…El agua se vuelve tu forma de ser.

Un agua…dos aguas…tres aguas…

Cuando vives el agua lo que te importa es el agua…

Agua…Agua….

El aGua,,,sabia te protegeAguaaguaAguaaguaque mana…

Agua rompe la ortografía…porque ella es la ortografía.

Sintagma de agua…

Ella te llena.

Dedícale tiempo a mirarla…Dedícale tiempo a escucharla…Ella sabe más de flores que un millón de sabios.

Quintaesencia…blu,glu……..Para ti que me lees: el agua conoce tu estirpe, tu credo, tu nombre…el agua te ha creado…y volveras a ella en su momento…

Agua eres y en agua te convertirás…

Adios eruditos..hola agua…

Dedícale tiempo a este video, huye con el si estás en la ciudad…¿ Cuanto hace que no veias tanta belleza, tanta paz, tanto amor… ?

Lo puse para que puedas meditar en tu trabajo…Para que puedas escapar a tu dolor…

Blog curativo…blog sanador…Aqua….

Siéntela…en tu interior…

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

6 thoughts on “Flores de bach y agua: El único mensaje. El mensaje único.

  1. Qué Maravilla!!! El sonido del agua corriendo entre las piedras…
    Es relajante, sanador, enriquecedor y aporta Paz interior.
    A mí me evoca los tres meses de verano, que pasaba en el pueblo, con mis abuelos.
    Mi abuelo Dionisio tenía tres pequeños huertos…a uno lo llamaba la “Cueva” porque en efecto hay una cueva, junto a él; otro estaba en el camino a la Fuente Vieja… y el otro al lado del río “Agonía” (nombre popular je,je,je! afluente del Arba de Luesia), junto al “pozo de la Jerónima” (mi abuela!), ya que allí formaba una buena hondonada el río y cubría mucho…
    Yo recuerdo otra parte del Agonía, un poco más arriba, muy ancha, que cubría poco, con grandes piedras, por las que fluía el agua y se formaban pequeñas “pocetas” en las que te podías bañar.
    Pasé muchos ratos escuchando el sonido del agua…corriendo entre las piedras… salpicándome…mientras el abuelo trabajaba en su huerto…sintiendo el sol, su calorcito, la vida, el viento,la libertad…disfrutando de la naturaleza, de las ricas moras, observando a los caracoles, comiendo tomates recién cogidos de la mata…
    Y este sonido sanador recupera las sensaciones de libertad que sentía de niña…
    Agüita, agüita, agüita!!!
    Esto es un regalo! Gracias!
    Montse

  2. Sobre el Agua y la meditación sanadora del lunes 5 de febrero.
    La otra noche, tuvimos una meditación muy especial (todas lo son, pero alguna te “toca” más) y ésta creo que me “tocó” bien…
    Al principio me trajo recuerdos de niña… escuchando ese sonido maravilloso del agua corriendo entre las piedras, me evadí…
    Sin darme cuenta, estaba profundamente relajada, lo sentí muy especialmente y no fue mucho “tiempo” (o si! quién sabe…)
    Y ya está. Al terminar…una sensación de Paz inmensa…y a dormir plácidamente…
    Me desperté a eso de las seis de la mañana, y sentí que tenía ganas de vomitar, así que corrí al baño…y vomité (disculpad, pero no se puede contar con otras palabras), volví a la cama y a las ocho me levanté como de costumbre, pero me sentía “enferma”, atendí a mi hija hasta que se fue al cole y me acosté de nuevo, un par de horas…hice la comida, que no me pude comer, no “podía” comer… y me fui a trabajar por la tarde…así “malita”…
    Mis sensaciones, difícil describirlas, como “mareada” y una molestia en la cabeza, como cuando te duele, pero no era eso…
    Esa noche me acosté pronto y no he contado que lo único que tomé durante todo el día, fueron infusiones (hierbitas y agua! claro!).
    Dormí más de ocho horas…y me desperté…SANA!!! Sana, sanita, sana!!!
    Algo sané…aunque no sé qué…
    Ah! esta inconsciencia! pero una buena y querida amiga me dijo que aunque no sea consciente, la sanación se produce…
    Así que, bendita sea!
    Y de nuevo
    Gracias, Gracias, Gracias!

    Esto es un lujo! Tener al Universo y a José, para nosotros, para sanarnos y elevarnos… esto no tiene precio! Y es Prosperidad y Abundancia.

  3. Muchas gracias José Salmerón por brindarnos esta oportunidad y ayudarnos a desconectar del estresante ritmo de la ciudad.

    El agua debe fluir…

    Reverbera…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.