26 Mar

Depresión y Flores de bach

?

Pienso con frecuencia que la depresión es, en origen, un sentimiento depresivo. Un claudicar del alma ante su propio intento de autosuperación.

Las escuelas psicológicas más clásicas enfatizan el vínculo entre depresión y agresividad. Tambien entre depresión y acción.

La acción es el movimiento psíquico contrario a la depresión.

Cada alma tiene un peso límite para su capacidad de soportar la carga de lo ajeno y? su propia carga.

Recuerdo por aquí el suicidio como límite de la depresión.

Tal y como veo yo el mundo es como si los humanos llevásemos densas y oscuras manchas de energía – que, además, se perciben mediante fotografía kirlian o métodos sensibles – y virus de pensamiento con los que nos infectamos los unos a los otros. A veces en presencia, pero la mayor parte de las veces telepáticamente, a distancia.

También llevamos dentro infinitas posibilidades de almacenar luz, transmitirla y compartirla, hacéndonos sentir bien los unos a los otros.

La realidad psíquica corre paralela a la física, pero normalmente sólo un reducido número de personas son capaces de ser conscientes de la misma? o percibirla.

Ser un psíquico o un alma psíquica, quizás tú lector lo seas, no es nada sencillo en los tiempos que corren. Implica darse cuenta de muchas cosas que las demás personas ni ven, ni quieren ver…En especial? en el mundo de los sentimientos.

Existen numerosas esencias florales relacionadas con estos estados.

Dentro de las flores de bach hay unas cuantas: genciana, mostaza, aulaga, castaño dulce…esto es buena prueba de que a Bach estos estados no le eran en absoluto ajenos…

Con demasiada frecuencia nos identificamos con estos problemas…No se trata de negarlos sino de entender que no son irresolubles. Y que tomar distancia de los mismos es una buena medida.

A esto, sobre todo, nos ayudan esas maravillosas esencias florales que antes he citado. Sobrellevar estos estados y superarlos puede resultar altamente gratificante: si se afrontan los estados internos? y los conflictos con buena intención.

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on FacebookTweet about this on TwitterEmail this to someone