halloween superar los miedos con flores de bach

Halloween: cómo superar los miedos con Flores de Bach

Halloween tiene sus orígenes en cultos celtas en países tales como Irlanda, Inglaterra, Estados-Unidos. Es una fiesta pagana cuyo objetivo era ayudar a los muertos a encontrar el camino hacia la luz y a alejarlos de los vivos. En México la noche de los muertos es muy singular ya que se suele ir a “cenar” con los ancestros en el cementerio. La película “Coco” ilustra muy bien toda esta tradición.

La relación con los muertos en el mundo occidental es muy difusa. No se hablan de ellos, convivimos cada vez menos con nuestros ancianos y su muerte se ha organizado tanto que ya nos hemos alejado de ello: empresas funerarias ” se encargan de todo” para que nos quedemos solos con nuestro dolor, sin poder expresarlo de una manera sana.

En la fiesta actual de Halloween no hablamos de los muertos, no conectamos con nuestros ancestros.

El muerto es algo ajeno a nosotros, algo que da miedo, algo malo. En lugar de ver la muerte  como una continuación de la vida ( en definitivo todo se transforma) lo vemos como algo para asustar o para reírse de ´él.

El reírse de la muerte no es malo, hasta puede ser muy sano pero en la medida que seamos capaces de hablar con nuestros hijos de lo que significa la muerte. Es el cambio, la transformación, la evolución. Reírse de lo viejo para entender la necesidad de avanzar, de cambiar y de transformarse es necesario para abrirse a la vida.

El culto al miedo fortalece, según lo que se oye pero ¿es necesario asustar a un niño poniéndose un disfraz de esqueleto o peor aún de zombie?

Personalmente lo dudo. Es cierto muchos niños disfrutan de fiestas así pero muchos otros lo pasan fatal.

Cada uno de mis hijos es un mundo y cada cual con su historia de Halloween.

Mi hijo odiaba esta fiesta y se quedaba tan contento en casa. Dos veces quiso superar su miedo e ir, tenía ya unos 8 años: eligió un disfraz de fantasma para poder esconderse detrás de la tela de la sábana y no enterarse de nada. Después pasó y no volvió a ir… miento, ahora si, ¡pero tiene 17 años!

Si el niño consigue superar sus miedos se va a sentir más valiente, más fuerte y habrá superado una prueba. ¿Pero y si no?

Quizás la fiesta de Halloween sea el principio de una serie de noches sin dormir, de miedos a ver aparecer manos cortadas debajo de la almohada. o cabezas ensangrentadas en el cuarto de baño..

La Flor de Bach Alamo Temblón- Aspen es una  flor que permite a la persona que la toma dejar los miedos inexplicables, ilógicos diríamos, y las premoniciones. Si tu hijo tiene ese tipo de miedo esta esencia le va a ayudar a diferenciar la realidad de la imaginación.

Un niñ@ con pesadillas, terrores nocturnos, aprehensión y presagios necesita el Alamo Temblón.

Eso si, evitar que salga en Halloween, jugar con él esa noche a algo divertido que le tranquilice, a algo sano para él. No hace falta aterrorizar a un niño para que se fortalezca. Las cosas llegan a su debido momento.

Y si tu hijo ha tenido una mala experiencia en Halloween o unas circunstancias le han asustado mucho y le cuesta recuperarse, le puede venir bien la esencia de Estrella de Belén- Star of Bethlehem para suavizar el choque recibido y reencontrar la paz.

Recuerda, si necesitas ayuda, realizo consultas a través del teléfono, o emails.

Un abrazo

Laure Ferrié

 

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.