greenternet

Greenternet y José Salmerón Pascual

Greenternet: una manera de vivir

Hola, por si no me conoces soy José Salmerón Pascual  y trabajo no solamente con las Flores de Bach, elaborándolas y dándolas en mi consulta sino que he desarrollado mi propio sistema de comunicación con las plantas: Greenternet.

Algunas personas me preguntan como he logrado dar forma a un método de intercambio de información con las plantas con la Biomasa Vegetal como indica Stéfano Mancuso: Greenternet.

A mi no me extraña.

En mi familia paterna ya somos al menos 3 generaciones íntimamente conviviendo no sólo con ellas sino con los principios científicos que el ser humano ha desarrollado para cuidarlas. Mis abuelos paternos tenían una tienda de flores y plantas en la Plaza de Manuel Becerra, muy cerca, la verdad de donde actualmente trabajo en la calle Alcalá 118.

Una niñez entre tiestos y olores a humedad…

Se llamaba la Quinta Santa Teresa, y en ella pasé buena parte de mi infancia entre tiestos, olores a humedad, riegos, flores y coronas que hacía de tiempo en tiempo mi abuelo José, con esas inolvidables letras de madera que empapaba de purpurina y otros colores que me parecían mágicos en la infancia.

Recuerdo como regaban las plantas aportando el agua en un cubo y salpicándola desde el mismo con las manos para evitar su deterioro…

Ese mundo mágico y sensible del contacto con la naturaleza, las flores, las plantas que aun puedo reproducir en mi memoria sin esfuerzo alguno entroncaba con el mundo más científico de mi padre, José, que era ingeniero agrónomo y una visión más científica, objetiva, asentada en los parámetros de la realidad más normalizada…

Y confluía hacia nuestra casita en Matalpino donde nos hacíamos Uno con la Natura cada fin de semana; en esa época donde viajar desde Madrid hasta aquí lo vivíamos como una gran aventura.

Greenternet: comunicación con las plantas.

Desde muy joven he tenido una envidiable facilidad para dormir y acceder al sueño, y yo sentía que a través de mis sueños relajados y sencillos toda la abundante naturaleza que me rodeaba, todos los árboles, que dicho sea de paso en una taxonomía realizada en su día se encontraron cerca de 200 ejemplares vegetales diferentes plantados en los años ´60 en el entorno, de alguna manera se comunicaban conmigo transmitiéndome un conocimiento que complementaba lo que yo aprendía en mis libros de estudio de adolescente y en mi formación Universitaria como Psicólogo.

También desde la adolescencia me ha encantado la literatura y escribir. De hecho otra rama de mi familia, al igual que hay otra que entronca con la Medicina en la figura de Juan Salmerón, el hermano de mi padre, guarda estrecha relación con las publicaciones. Un primo de mi padre, Carlos Plaza, fue creador de una de las más importantes y reconocidas editoriales de España: Plaza y Janes, en Barcelona.

Mi relación con la literatura…fue muy honesta!

Con Carlos Plaza siempre tuve una relación muy ambivalente y tierna, el se desvivía por ser amable conmigo aunque tenía sus reticencias ya que de pequeño, una vez que le había visto fumar, le había llamado ” ¡ tio gorringo !, y eso se le había quedado al hombre algo marcado…sobre todo que un mocoso como yo se dirigiera al él de forma tan clara y directa…Desde entonces y hasta la fecha mi relación con Barcelona ha sido de apertura total.

En mi familia materna hasta la generación actual, bastante urbanita todo sea dicho, hemos estado ligados a Segovia y en concreto a un diminuto pueblecito muy poco conocido, salvo en Segovia, llamado Cerezo de Arriba ( porque hay Cerezo de Arriba y Cerezo de Abajo; faltaría más ) Supongo que hijo de los cerezos por parte materna siempre he intentado superar los temores interiores e ir más allá de mis propios límites.

Soy una persona extremadamente reservada, aunque a veces no lo parezca, en lo relacionado con mis ideas y familia, pero me gusta mucho entender aquello que me rodea.

La paciencia: la clave para conectar con Greenternet

Y paciente. Quizás por eso las plantas se han dignado a compartirme tantas y tantas cosas. Ellas tienen sus tiempos y aquellas almas que son incapaces de plegarse a ellos muy difícilmente pueden extraer su conocimiento y sabiduría.
Es quizás por este sentimiento profundo de lo vegetal, también, por lo que la tradición anglosajona y la chamánica de latinoamérica me resultan muy fáciles de comprender y compartir.

Bueno, pues ya sabéis un poco más de mi.

un abrazo

José Salmerón Pascual

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.