Gracias.

Gracias a ti que confías en mi.

Gracias a ti que en un mundo difícil sigues tu intuición.

Gracias porque sin ti esto sería insoportable.

En serio.

Y tú haces brillar el sol cada mañana.

Gracias a la onda amable que nos cuida.

Gracias.

Si te gusto esta nota, ayúdanos a compartirla
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *